Hace siete años el Four Seasons se renovaba e inaugura sus nuevos espacios gastronómicos, Elena y Pony Line, que terminaron instalándose dentro de los más destacados de su rubro.

Desde la apertura, SRZ residió el ciclo de los miércoles del Pony Line, el bar del hotel, para luego de unos años ocuparse de seleccionar otros DJs que lo hicieran. El ciclo se transformó de inmediato es una de las propuestas más divertidas e interesantes de la oferta de ese día, ofreciendo una combinación que siempre resulta imbatible: buena comida, buena coctelería y la mejor música.